Pomming

Pomming

Denominamos pomming a la colocación de publicidad en los pomos de las puertas. El ejemplo más gráfico es la típica tarjeta de “no molesten” utilizada en los hoteles, avisando al servicio para que no entre en la habitación.

Dos son las grandes ventajas de este tipo de acciones. La primera es que nos aseguran la recepción personal de nuestro mensaje. Y la segunda es el efecto sorpresa y la curiosidad que genera en el receptor por tratarse de una acción poco común.

Sin embargo, su realización entraña una serie de dificultades que relegan este tipo de acciones a ser usadas de forma muy esporádica:

  • En primer lugar, hay que acceder al interior de los portales intentando molestar lo mínimo posible a sus residentes.
  • Y en segundo lugar, se precisan mayores recursos, ya que hay que recorrer todas las puertas, una a una, bien se trate de una casa unifamiliar o un rascacielos de 80 plantas.

De lo que no hay duda, es que un pomming bien planificado, con una campaña creativa que lo justifique, tiene un altísimo grado de impacto.

Ver más servicios relacionados

Contacte con nosotros

Pídanos información por e-mail. Estaremos encantados de atenderle